La madre de Gallardón no pudo abortar

Goldman Sachs